domingo, 7 de junio de 2009

UN POCO ACERCA DE MARK RYDEN



Mark Ryden es un artista! Pintor y libre pensador. Nos plasma en sus cuadros un mundo maravilloso repleto de objetos con significado y simbolismos que no cualquiera puede descifrar.

Pero debo pasar un texto que lo describe mucho mejor con algunos comentarios de parte del propio Ryden.


(La fuente de este texto es http://angelita.action.at/?p=49)



Es uno de los artistas pictóricos más prominentes de la nueva escena pop mundial. Su arte, a medio camino entre lo ingenuo y lo tétrico ha cautivado al star system primer mundista entre los que destacan Leonardo Di Caprio, Robert De Niro, Bridget Fonda, Ringo Star y cómo no, a los oscuros Stephen King y Marilyn Manson. Con él, un arte bastardo lleno de guiños a la cultura pop desdeñados por lo establecido, se abre paso firme entre las galerías de arte vanguardista.


Por Ángela Precht

Fue toda una revolución cultural en los años setenta cuando Basquiat y Harrgin, dos grafiteros estadounidenses saltaron del muro callejero a la mácula pared de la galería de arte. La vanguardia institucional había reconocido por fin el valor indiscutible de aquellos artistas que desplegaban su talento clandestinamente por los muros de la ciudad. Otra revolución había ocurrido tiempo atrás al explotar la imaginería delirante del comic underground por sobre el establecido. Un increíble mundo de héroes y antihéroes con fuerte presencia pornográfica, se imponía en la moralista sociedad estadounidense, entregando una imaginería fantástica y oscura. Pero aquel estilo debería esperar para recibir la venia de los mercaderes del arte. Quizás eso mismo hizo que en la costa oeste de Estados Unidos la escena más bastarda se consolidara al margen de lo establecido, con una fuerte presencia de ilustradores y caricaturistas, muchos influidos por el manga japonés, el graffiti y la cultura popular de los medios de masas.

El reconocimiento a esta escena hace algún tiempo se viene fraguando en el cine, que además de ampliar el espectro de la animación, ha contribuido con claros ejemplos como Sin City, un homenaje literal al comic homónimo donde la carne y el hueso están al servicio de una historieta rotunda, y la próxima película protagonizada por Natalie Portman, V de Vendett, hace lo mismo con la historia de Alan Moore y David Loyd.

Galerías de arte como La luz de Jesus, editoriales y todo un circuito avalado por el éxito de la revista de culto Juxtapoz han conformado una tendencia artística conocida como el Lowbrow Art, que vendría siendo algo así como un arte sin pretensiones intelectuales. Sin ir más lejos, Juxtapoz es la segunda revista de arte más vendida en Estados Unidos. El máximo exponente de esta tendencia es Mark Ryden. Un artista único e inusual, que se ha convertido en un referente a la hora de hablar de el Lowbrow Art o de surrealimo pop, como otros comienzan a entender el universo Ryden.


De niño, los profesores se desconcertaban al ver los autorretratos con un tercer ojo en mitad de la frente o los animales con las vísceras afuera que dibujaba el pequeño Mark Ryden. Gracias a que su familia lo apoyó mucho no sucumbió a la “normalidad” que le exigían sus maestros y además aprendió a disfrutar de la confusión y el susto que provocaba en los profesores. Desde aquellos años Mark Ryden (1963, California) continúa creando universos extraños y perturbadores, donde se mezclan imágenes sacadas de cuentos de niños con iconografía pop, frases en latín, la numerología, elementos de la alquimia, imágenes religiosas, carne y sangre. Mucha sangre. Agarra el mismo universo de los surrealistas, fascinado por el inconsciente colectivo e individual, pero lo dota de una imaginería deliberadamente cargada de connotaciones culturales actuales.


Es así como la trayectoria de Mark Ryden cruza desde la ilustración hasta un manejo eximio del óleo, trabajando tanto en proyectos personales como en carátulas de discos de célebres artistas como los Red Hot Chili Peppers, Ringo Starr y la mega estrella Michael Jackson. Para este último, Ryden diseñó la carátula del álbum Dangerous, una de las más emblemáticas de Jackson y que según algunos entendidos, junto a Sargent Pepper’s de los Beatles, es una de las carátulas más logradas de la historia del pop.


“Michael pidió cosas muy específicas y yo hice analogías particulares para dar lugar a estos símbolos… Michael, me dijo que el diseño debía resultar misterioso para que la gente la interpretara a su manera.”

Aquella mítica carátula la encabezan los ojos del cantante pop tras un antifaz dorado y hacia abajo, numerosos detalles van revelando aquel misterioso pedido de Jackson. Los números 7 y 9, asociados a la buena fortuna en la numerología, se repiten en tres ocasiones. El pequeño vocalista de los Jackson 5 aparece en un rincón protegiendo al protagonista de Mi Pobre Angelito, Macaulay Culkin, conocido amigo de la mega estrella, a quien en su minuto quisieron llamar a declarar por supuestos abusos sexuales de Jackson hacia él. También un niño negro abraza el cráneo de El Hombre Elefante, el tristemente célebre deforme del que Jackson quiso comprar su esqueleto pero no consiguió. Imágenes pertu

rbadoras como fatuos pavos reales, ángeles, túneles del terror, símbolos de la buena fortuna como pequeños elefantes se van descolgando por el infinito cartel y todo este espectáculo críptico lleno de símbolos populares queda presidido por Barnum, uno de los más famosos dueños de circos del siglo XIX, bajo la omnipresente mirada

del Rey de Pop. Además aparece Bubbles, su mascota adorada ya muerta. Ryden ha contado que a Jackson no le gustaron los primeros dibujos que hizo de ésta porque no se reflejaba “lo dulce que es”.


“Bubbles (ya disecado) fue traído secretamente en una limusina una noche para una única sesión. Michael quedó muy contento luego ya que los ojos de Bubbles parecían seguirlo a través de la habitación”.

Hoy en día los cuadros de Mark Ryden alcanzan ya los seiscientos mil dólares. De pequeños y grandes formatos, Ryden muestra en ellos su prolijo manejo de óleo sobre tela o del lápiz sobre el papel, con dibujos que mezclan inocencia y perversión al mismo tiempo. Sobre al inspiración para tan curiosas creaciones, Ryden afirma que intenta alimentar el espíritu con las más diversas fuentes como por ejemplo,

“fotografías de insectos, cuadros del Bosco y Goya, libros acerca de los creadores de circos antiguos, películas de Harryhausen (director de efectos especiales de King Kong), fotos antiguas de gente extraña, libros infantiles de ciencia y del espacio, ilustraciones médicas, música de Frank Sinatra y Debussy, revistas, t.v., Jung y Freud, Ren & Stimpy, Joseph Campbell y Nostradamus, Ken y Barbie, la alquimia, la masonería, el budismo. Por la noche tengo la cabeza tan llena de ideas que no puedo dormir. Las mezclo todas y creo mi doctrina personal sobre la vida y el universo. Para mí, algunas cosas parecen juntarse y hay ciertos paralelos y claves por todo alrededor . Tiene que haber algo de Alicia en el País de las Maravillas que encaje con Charles Darwin… Creo que el mundo esta lleno de cosas increíbles y maravillosas. Esto es lo que yo pongo en mis pinturas”.


Las creaciones de Ryden inquietan al aparecer, por ejemplo, una niña de rodillas rezando ante una aparición de Barbie, cuadros súper oníricos e infantiles donde los protagonistas son rostros reconocidos como Di Caprio, Cristina Ricci o Björk, conocidos admiradores de Ryden, o niñas que tienen de mascota a Benjamin Franklin. Además está la carne presente en casi todas sus pinturas. Chuletas crudas que sirven de pedestal para conejos o apoyo en general. Para el artista


“la vida es una gran ilusión. Somos criaturas de energía pura y la carne es lo que nos mantiene enteros”


La colección más tétrica y angustiante de Ryden y que de paso le ganó un sitial de honor en el mundo de los góticos, fue “Blood: Pinturas en Miniatura sobre Desolación y Miedo”, una serie de pequeños retratos de niñas que lloraban sangre y guaguas hambrientas ante un plato de sangre y un largo y tremendo etcétera. Aquella colección fue quizás la más íntima de Ryden, la hizo el año en que su esposa le pidió el divorcio y tuvo que dejar de vivir con sus hijos.

“Es brutal que tus sueños se destruyan y que las esperanzas de tu vida y familia se hagan a un lado, eso causa un dolor muy profundo. Me pareció muy curioso que no hubiese sangre en mi trauma, me parecía que con tanto dolor debería estar bañado en sangre . Quería ser capaz de ver mis heridas pero no estaban en la superficie de mi carne.”


El día de la inauguración de la exhibición, fue junto el día de su aniversario de matrimonio.
Su última exposición “The Wondertoonel”, fue la primera retrospectiva de su trabajo desde que comenzó a exponer en solitario hace un poco más de una década.

No hay comentarios: