jueves, 22 de octubre de 2009

COCOROSIE

Bien, mas que explicarte en qué consite su música, escribiré lo que me imagino con ella. Ha sido de mis últimas favoritas en mi playlist, The Adventures of Ghosthorse and Stillborn es mi CD favorito, y si, para mi gusto sobrepasa el romanticismo de La maison de mon rêve, que tiene rolas como By your side que simplemente no quiero escuchar a menos que sienta amor por alguien... Porqué me gusta el último disco mas que los anteriores? Fácil, porque es libre,me gusta que dos hermanas sean la contraparte de la otra, mientras una canta sutil, suave, femenina, la otra tiene una fuerza y energía que es imposible no querer escucharla. Canciones como Werewolf y Promise son las que mas tarareo, ojalá pudiera cantar como alguna de las dos pero para qué hechar a perder tan bello trabajo, me sentiría culpable.

Voy a divagar, pero para eso es mi blog, para recordarme de cosas que algún día cruzaron mi cabeza. He estado leyendo libros de Anne Rice, si la autora de Crónicas vampíricas, y se que están de moda los vampiros pero lo que leo es tan rico en detalle y en historia que no me importa que me juzquen de seguir modas, si con algo puedo salvar mi orgullo es diciendo que mi lectura comenzó antes del 2008. Bien Anne Rice nos relata la historia de dos hermanas hechiceras, Mekare y Maharet. Humanas con la hablidad de hablar o tener contacto con los espíritus, ellas nos explican que estos seres no son el alma de un mortal, los espíritus son inmensurables, pueden extenderse a lo ancho de continentes ver todo y han habitado el mundo desde que el homo habilis luchaba por evolucionar. Mekare y Maharet fueron famosas como famosas habían sido sus predecesoras en las tierras lejanas del Monte Carmelo.Una Reina de una tierra llamada Kemet sentía curiosidad y las mandó buscar con sus soldados, ellas temerosas y siguiendo los consejos de sus aliados invisibles se negaron a dejar su hogar diplomáticamente. En esos tiempos la cultura de las hermanas se transmitía oralmente, lo único que dejaban a su muerte podrían ser dibujos en paredes y solo eso. La segunda vez que fueron llamadas fue por la fuerza, la Reina de Kemet, Akasha y su Rey Enkil ordenaron la aniquilación de su pueblo, irrumpieron cientos de soldados en un banquete funerario y después de dejarlas como últimas de su tribu las llevaron a lo que hoy conocemos como Egipto.

Mekare era la gemela callada, la que veía mas allá de lo que tus ojos podrían entender, y Maharet era la posedora de un entendimiento y capacidad verbal superior. Consideradas hechiceras malignas fueron denigradas frente a un público morboso de la corte real. Los Reyes estaban descontentos pero les perdonaron la vida.

Maharet no olvidó lo sucedido y con su odio atrajo a un espíritu maligno, caprichoso e infantil llamado Amel, el cual era apasionado de extraer sangre humana. Una cosa que los espíritus malignos envidian del mortal es el poseer consciencia y carne.

Lejos de Kemet las hermanas trataron de rehacer su vida lo mejor posible, Mekare dió a luz a una niña, hija de Kayman, el mayordomo del Rey que las denigró. Amel por su parte nunca abandonó Kemet y se encargó de atormentar a Kayman hasta el punto de llevarlo al borde de la locura, cuando esto sucede los Reyes curiosos sobre los secretos de lo que creyeron eran Dioses tuvieron contacto con Amel. Ese mismo día conspiradores los atacaron y asesinaron. Amel aprovechó entonces para no dejar escapar el alma de la Reina envolviendola en el, fue como si una red la hubiera atrapado y por mas que intentara ascender sus movimientos no produjeran ningun avance. Así nació la Reina de los condenados, asesinada por los nobles, desangrada por las dagas que atravezaron su piel, que deshicieron sus pechos y que sin quererlo la convirtieron en inmortal, asesinada como miles de años después sería Julio Cesar cuyo final fué resultado de una revolución tal y como Akasha había hecho con las costumbres de su pueblo.

Mekare y Maharet por ruegos de Kayman fueron a ver qué mal aquejaba a los reyes, despidiéndose de su hija, Mekare se puso en marcha una vez mas. Al llegar, lo que vieron era algo que nunca antes había sucedido, era ver un cuerpo vivo y al mismo tiempo vacío, perfecto, mas que en vida pero no por ende mas hermoso. Un triunfo hueco, se había vencido a la muerte pero ya no era lo que en su origen fué creado, no era un alma pura.

Los reyes hicieron preguntas a las gemelas, pero las respuestas no fueron bien recibidas, su destino fue aun peor que la vez anterior. A Mekare se le sacaron los ojos y a Maharet por ser quien maldijo a la Reina se le cortó la lengua. Al día siguiente serían quemadas vivas pero quien una vez había sido un fiel amigo ahora convertido en un no muerto las liberó y los tres escaparon.

Su rastro fué fácil de seguir por la cantidad de cadáveres dejados a su paso, una sed insasiable para tres recién nacidos los delató. Kayman logra escapar pero las hermanas son puestas después de una sesión de tortura en cajas que arrojan al mar, y a Maharet la envían a las costas del océano Atlántico para evitar que se vuelvan a encontrar nuevamente.

Así pasan milenios, los Reyes duermen y el tiempo los hace mas fuertes, jovenes ignorantes de su origen los aman y cuidan, otros guiados por el odio tratan de eliminarlos comprobando que todos son parte de uno, cuyo núcleo reside en el corazón de la Madre.
La primera generación de vampiros vaga errante por el mundo buscando lo que una vez se perdió hasta que el amanecer vuelve a tocar el rostro de la Reina y las viejas cuentas deban saldarse.

Eso es lo que la música de Cocorosie me hizo imaginar hoy, no hay líneas que los unan lógicamente lo sé, solo me basta la relación de dos hermanas para unir el sonido y la historia.



Les dejo esta actuación en vivo de Werewolf.

No hay comentarios: